Lo que nunca te han explicado de la dicción

La correcta oratoria está compuesta por varios factores. Una de ellos es la dicción: Que es la cualidad de dar a cada sonido el valor fonético exacto que le corresponde. 

Ahora bien, hay personas que cuando van hacer una presentación oral ya sea en una conferencia, reunión de trabajo, video conferencia, actividad comercial, llamada telefónica o reunión familiar, suelen presentar problemas al momento de darle el valor fonético exacto a las palabras que pronuncian, eso es lo que se denomina: VICIOS DE DICCIÓN o DISLALIAS.

Existen dos tipos de dislalias de acuerdo a su origen:

– Orgánicas: Son aquellas alteraciones del lenguaje que son producto de una malformación de los órganos fonoarticulatorios. Por ejemplo: fisura palatina, labio leporino, frenillo lingual. 

– Funcionales: Se producen cuando no se usan correctamente los órganos articulatorios al momento de pronunciar un fonema, esto sucede a pesar de no existir problemas orgánicos. Por ejemplo: 

  • Omitivas: Cuando se suprimen sonidos. Ejemplo: “Pérate un momento”, por “Espérate un momento”. 
  • Inclusivas: Cuando se agregan o incluyen sonidos no correspondientes. Ejemplo: “Díceselo”, por “Díselo”. “Se dio de cuenta”, por “Se dio cuenta”. 
  • Sustitutivas: Cuando se sustituyen sonidos adecuados por otros inadecuados. Ejemplo: “Calidac”, por “Calidad”. “Estábanos”, por “Estábamos”. 

Ahora bien, por ninguna razón debes juzgar a  priori o discriminar a una persona por como habla. Puede ser que tenga problemas de dislalias que no ha podido tratar por no tener una asesoría profesional. Siempre es importante conocer a la persona para poder emitir una opinión y lo que tendrá más valor es saber que la puedes ayudar con un consejo u orientación. 

Asimismo, debes tener en cuenta que la idiosincrasia verbal puede influir al momento de la expresión oral de una persona sin que esto sea una dislalia. Hay un conjunto de creencias, valores y experiencias que configuran su forma de hablar principalmente en los sectores populares. Esa forma de hablar no es correcta o incorrecta; representa un arquetipo de esa cultura y puede ser una forma de comunicación válida para algunos contextos. Por ejemplo, los países tienen regiones y estas su forma de hablar, en Colombia puede ser común: 

  • Costa: Más espelucá que una gallina. 
  • Llano: Buenos días camarita.
  • Cauca: ¿Vajaír pa` la fiesta?
  • Capital: Apague y vámonos parce. 

¿Conoces otras frases regionales del país donde vives? Por favor déjanos tus comentarios para conocerlas y saber que significan. 

Si deseas hacer el primer Curso de Oratoria Online con nosotros no dudes en escribirnos por WhatsApp: +5 310 237 71 52 (Link: https://wa.link/jb091t), correo electrónico: contacto@oratoriacolombia.com

Ten siempre presente que las personas que hablan en público tienen los mejores cargos, los mejores salarios, las mejores oportunidades, el mejor círculo social y son visibles como generadores de cambios. 

Recuerda: ¡Hablas bien, GANAS MÁS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *